¿Qué puedo hacer si debido al COVID-19 mi arrendatario me adeuda rentas?
¿Qué puedo hacer si debido al COVID-19 mi arrendatario me adeuda rentas?

¿Qué puedo hacer si debido al COVID-19 mi arrendatario me adeuda rentas?

Arrendatario Moroso ¿Qué alternativas tengo? Debido a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID -19, muchos arrendatarios se han visto despedidos o en situación de cesantía, lo que los ha conducido a un retraso en el pago de sus rentas, o bien, al no pago de las mismas, situación que con el transcurso del tiempo empieza hacerse inmanejable para muchos propietarios – inversionistas, quienes adquirieron dichos inmuebles con el fin de arrendarlos y de esta manera, pagar los dividendos bancarios y lograr un incremento patrimonial futuro. Pues bien, cuando se presentan situaciones de crisis que nos afectan de manera similar a todos, es conveniente, empatizar con la situación del arrendatario y definir eventualmente una rebaja del valor de la renta por un periodo de determinado, que se sugiere sea de 3 o 4 meses, mientras se supera la crisis sanitaria y con posterioridad a ello, volver al monto acordado contractualmente. Se hace la salvedad que la crisis sanitaria no exonera a las partes del cumplimiento de las obligaciones pactadas en el contrato de arriendo, por lo tanto, su cumplimiento continúa siendo exigible. Ahora bien, ¿qué sucede si habiéndose definido una rebaja en el canon de arriendo, el arrendatario se mantiene en situación de morosidad? ¿Qué pueden hacer los propietarios en estos casos? Frente a la anterior problemática, el propietario tiene dos alternativas a fin de recuperar su propiedad: Resciliación de Contrato: De acuerdo con el art. 1437, 1545 y 1567 del Código Civil lo contratos son acuerdos de voluntades, que pueden ser modificados o extinguidos por mutuo disenso de las partes, en consecuencia, es factible que entre arrendador y arrendatario lleguen a un acuerdo de terminación del contrato o bien llamada resciliación del contrato. De esta manera, el propietario logra la restitución de su propiedad. Para estos efectos, se sugiere la firma de un finiquito del contrato, en el cual se deje claramente estipulado el monto de las rentas adeudadas y cualquier otra deuda existente, como servicios y gastos comunes con su respectiva forma de pago. Juicio de Arrendamiento: Aunque es la alternativa menos deseable ante un escenario de cuarentena, de acuerdo con la ley 18.101 el propietario podrá recuperar su propiedad mediante un Juicio de Arrendamiento en el que solicite la terminación del arrendamiento por falta de pago de la renta y la restitución de la propiedad, de conformidad con el art. 1977 del Código Civil. Además de lo anterior, podrá deducir el pago de consumos de luz, energía eléctrica, gas, agua potable, gastos por servicios comunes y otros que se adeuden, hasta la fecha en que se restituya la propiedad. En definitiva, mientras exista un contrato de arrendamiento vigente el propietario no podrá ingresar a la propiedad mediante la fuerza o en forma unilateral y arbitraria, ya que el contrato de arrendamiento continúa surtiendo sus efectos, y sólo a través de una sentencia judicial puede lograr su debida restitución. Para finalizar, se recomienda que pasado dos o a más tardar tres meses de morosidad en el pago, el propietario inicie el juicio de arrendamiento teniendo presente el tiempo que tarda la justicia en restituir en el inmueble, ya que podría verse afectado debido a la extensión del tiempo sin recibir rentas por la propiedad. Johanna Romero Rodríguez. Abogada / Agente Inmobiliario